El arte drag está de luto tras la última expulsión de Pupi Poisson de Drag Race España.

Escrito el 13/07/2021
Por @super_koke


La eliminación de Pupi Poisson ha supuesto un antes y un después en el arte drag.

La salida de Pupi Poisson a las puertas de la final de Drag Race España ha supuesto (para mí) un duro golpe al sector drag y un cambio de paradigma en cómo se percibe este arte.  La decisión equivocada del jurado de decirle adiós a Poisson conlleva asumir varias realidades. La primera es que el drag ya no es humor. Para ser drag queen ya no hace falta ser graciosa. Ahora no será necesario que las artistas se coman el "coco" para averiguar cómo sacarle una sonrisa al público. El humor es cosa del pasado.


La segunda realidad que arroja DRES tras expulsar a Pupi Poisson es que tampoco una reina drag tiene que saber interpretar o cantar. ¿Mocatrices? No gracias, eso también es cosa del pasado. Hoy es mas importante modelar, que tu Instagram drag se vea increíble, que saber plantarte con un micrófono delante de un público e improvisar un show.


la tercera verdad innegable que evidencia la expulsión de Pupi es entender que el drag se reduce solo a tres cualidades: imagen, vestuario y maquillaje. Es la causa común que une a este Top 3. Carmen, Sagittaria y Killer son sin lugar a dudas, drags con una imagen impoluta, con una pasarela muy, muy fina y con un estilismo maravilloso pero, ¿esto es drag? Por lo que a mí respecta Carmen Farala es una estupenda vedette, de las mejores; Sagittaria es una maravillosa modelo y Killer una estupenda profesional de la imagen y el estilismo pero dudo, tras ver esta primera edición, que  las tres finalistas pudieran ofrecerme risas y diversión sobre un escenario. Otras artistas como La Globos, una drag queen cubana que es un auténtico cuadro en imagen y estética, son laureadas en Chueca por su calidad interpretativa sobre un escenario y su capacidad para hacer reír (o morir de risa) a su público.


Para mí el drag siempre ha estado profundamente ligado al humor. No entiendo una cosa sin la otra. Pero en Drag Race España he visto que el enfoque drag está cambiando y evolucionando (o no) hacia otros horizontes. La capacidad para hacer reír, ser espontanea y diferente ya no es sinónimo de éxito. D.E.P. arte drag.