Las fuertes y dolorosas declaraciones de Britney Spears

Escrito el 25/06/2021
Nicolás Gouiric


"Le he dicho a todo el mundo que estoy bien y feliz... Estoy traumatizada. Para nada soy feliz, no puedo ni dormir" Son algunas de las frases más desgarradoras de la cantante.

"Quiero mi vida de nuevo", imploró Britney Spears durante una intervención vía telemática en un juzgado de Los Ángeles. La cantante de 39 años calificó como “abusivo” el arreglo que su padre hizo por ella y solicitó “tener el control de su vida”

El convenio fue establecido por James Parnell Spears, quien sostiene que por los “problemas psicológicos” de su hija debe supervisar no solo su economía, sino también sus redes sociales, el carnet de conducir, medicaciones y cuándo puede ver a sus hijos.



Fue la propia cantante, que actualmente tiene 39 años, quien pidió hablar. Nadie sabía lo que la princesa del pop iba a decir en su primera aparición ante la justicia desde 2019. "No había vuelto a intervenir porque en la audiencia anterior no me sentí escuchada", empezó diciendo Britney Spears.

"No soy feliz, no duermo y lloro todos los días"

Britney Spears retrató la tutela como una especie de secuestro del que se beneficia su familia y un grupo de abogados que llevan años recibiendo el dinero que ella ha ganado con su "duro trabajo". La fortuna de la cantante, valorada en más de 50 millones de dólares, paga todos los costes derivados de esta figura legal. "NO SOY FELIZ, NO DUERMO Y LLORO TODOS LOS DÍAS". De la misma manera, afirmó que no tiene libertad para hablar con la prensa, dar entrevistas, casarse o formar una familia junto a su actual pareja.

"He mentido ha todo el mundo diciendo que estoy bien y soy feliz", explica Britney antes de decir: "Estoy en shock, estoy traumatizada. Estoy tan enfadada que es una locura".

"Tengo un DIU que no me permite tener un bebé y mi padre no me dejan ir al médico para que me lo saque"

En ese momento, llegó una de sus declaraciones más impactantes: "Tengo un DIU en mi cuerpo en este momento que no me permite tener un bebé, y mi padre no me dejan ir al médico para que me lo saque". En su intervención, también recordó que mientras se preparaba en el 2018 para uno de sus espectáculos (que finalmente no se estrenó) su medicación llegó a ser tan fuerte que se sentía drogada y era incapaz de mantener una conversación con su madre, aun así tenía que acudir a los ensayos.



"Tengo miedo a la gente"

La cantante también quiso dejar claro ante la justicia que no sabía que podía solicitar el fin de la tutela y que le dijeron que tendría que ser evaluada de nuevo para poder hacerlo. Ante la posibilidad de ver a un nuevo especialista en psiquiatría dijo: "Tengo miedo a la gente. No confío en las personas con lo que he pasado. No está bien obligarme a hacer algo que no quiero hacer... esta tutela es abusiva. No siento que pueda vivir una vida plena".

A la espera de la nueva sesión que determinará si se pone fin a la tutela de Britney Spears, los fans aplauden la decisión de la artista de contar su verdad ante la jueza que lleva el caso.