¿Con cuánto ejercicio compensas un día de Netflix?

Escrito el 21/12/2020
Fabri Orlandi


Si pensábamos que había algún tipo de enfermedad que la que ya todos conocemos, sin duda, es el sedentarismo. 

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en España, y hay medidas sencillas para evitarlo: cambiando nuestros hábitos.

Se acerca el finde, y nuestro estilo de vida ha cambiado por completo. Cada vez hacemos menos planes fuera, y más en casa. Al menos cuando nos divertimos en el exterior, caminamos, hacemos algo de ejercicio, pero en casa viendo Netflix, ese ejercicio residual que podemos ejercer, se elimina por completo.

Venga Fabri, ¿qué tengo que hacer para compensar una tarde tonta?

Estudios del British Journal of Sports Medicine afirma que 30 o 40 minutos de ejercicio de sudoración al día pueden contrarrestar hasta 10 horas de estar sentados.

Lo que recomiendan los expertos es no ir por la fácil y por lo menos asegurar 40 minutos de nuestro día para realizar “actividad física de intensidad moderada a vigorosa”, aunque resaltan que cualquier cantidad de ejercicio, incluso simplemente permanecer de pie por largo tiempo, puede ser provechoso hasta cierto punto.

“En los individuos activos que realizan entre 30 y 40 minutos de actividad física de intensidad moderada a vigorosa, la asociación entre un alto tiempo sedentario y el riesgo de muerte no es significativamente diferente de aquellos con una baja cantidad de tiempo sedentario”, escriben los investigadores en su estudio.

Para afirmar esto, se basan en un metanálisis de nuevo estudios anteriores en los que participaron un total de 44.370 personas de cuatro países diferentes que fueron monitoreadas con algún tipo de rastreador de ejercicio.

Al contrastar los resultados de los estudios se encontró que en las personas más sedentarias el riesgo de muerte era mayor, algo que disminuía progresivamente en aquellos que dedicaban mayor tiempo al ejercicio intensivo o moderado.

Es decir, actividades como el ciclismo, las caminatas rápidas, el trote, practicar algún deporte, o en general realizar actividades que activen en nuestros cuerpos la sudoración, puede hacer que vivamos una vida más larga y saludable, rediciendo el riesgo de muerte el cual se ve elevado en la medida que permanezcamos más tiempo sentados y con un estilo de vida sedentario.

Un punto a tener en cuenta es que este metanálisis utilizó solo estudios previos cuyos datos fueron recogidos por dispositivos portátiles que monitorearon a los participantes, no en datos auto informados por los individuos estudiados, aumentando así la confiabilidad de las fuentes y permitiendo derivar conclusiones más certeras.

¿Qué opina la OMS?

La OMS recomiendan, por ejemplo, que a la semana se tenga como mínimo 150 a 300 minutos de actividad física a una intensidad moderada o de 75 a 150 minutos semanales de actividad física vigorosa.

Cambiar de hábitos no es fácil, por eso siempre es mejor ir poco a poco: subir las escaleras en lugar de tomar el ascensor, jugar con los niños o mascotas, hacer yoga, bailar, hacer las tareas del hogar, preferir caminar al destino o andar en bicicleta antes que sacar el automóvil pueden ser algunas para incorporar en nuestro día a día.

Aún no tenemos claro, por ejemplo, dónde está exactamente el listón para ‘sentarse demasiado’ ni cómo de grave puede ser el sedentarismo en cada persona, puesto que cada uno somos un mundo.


La recomendación de Fabri Orlandi.

Hay que diferenciar lo que es una tarde tonta, una semana tonta, a una vida totalmente sedentaria. No es lo mismo estar unos días de descanso bien merecidos si nos hemos esforzado a tope entrenando, que descansar tras haber salido a pasear.

En el primer caso, podemos considerarlo como una fase de descarga, es decir, tenemos un periodo de intensidad muy elevado, y un periodo extra de descanso para maximizar resultados. El problema de la consciencia sobre el ejercicio que hacemos, puede desembocar en que creamos que estamos haciendo más ejercicio del que creemos, tomando un sobre-descanso que no necesitamos.

Por eso es tan importante medir nuestro rendimiento, para evaluarnos y tomar cada decisión de manera certera. Mis recomendaciones personales, lo que le cuento a mis Orlanders que teletrabajan:+

  • Encuentra tu ejercicio favorito, y practicalo cada hora y media que estés totalmente sentado. Pueden ser unos abdominales, colgarte en una barra de dominadas, pero la gracia está en que te guste, y si además puede involucrar un grupo muscular rezagado, mejor que mejor.
  • Conoce a personas que te saquen de casa, o te hagan moverte en ella: parece que no, pero si no tienes la voluntad de hacerlo, lo mejor es depositar esa voluntad en otras personas. Conoce a personas que estén, o hayan salido de tu situación, o cuenta con un profesional, lo que te puedas permitir ahora mismo. En mi comunidad LGTBI+ Juntos Más Fuertes, puedes conocer a personas que te devuelvan la ilusión de levantar el culete de la silla.
  • Desinternetízate: de vez en cuando, siempre recomiendo jornadas de desconexión digital, por diversos motivos: desde un mejor descanso de noche, al evitar luces azules, dormir mejor, tener un mejor estado de ánimo, para tener más ganas de hacer cosas, incluso hasta salir más de compras dado que ya no puedes recurrir a Amazon ni a otros servicios que te mantienen esclavo de tu hogar.

¿Qué te han parecido mi artículo? Puedes dejar tus comentarios. Muchas gracias por leerme, te deseo un genial día. 



Contactar

Volver a noticias