¿Demostrado? Los de extrema derecha son gays reprimidos.

Escrito el 04/12/2020
Koke Lo


La orientación sexual de la extrema derecha siempre se ha puesto en entredicho y hoy sabemos que se debe a una estrategia de defensa reactiva.

Pero, ¿qué lleva a una persona invertir tiempo peleando para que a otros les recorten sus derechos?, ¿qué motiva a alguien para señalar a un colectivo minoritario y despreciarlo? Dicho de otra forma, ¿qué le importa a un hetero si yo me puedo casar con otro chico? Estas dudas siempre rondan mi cabeza desde hace muchos años. Porque yo no voy en contra de otros colectivos minoritarios. Puede que no pelee por sus derechos (lo hago por los míos y de mi colectivo), pero nunca invertiría mi tiempo en detractarlos a diferencia de otros.

Y para sonado, el tema del momento: el Eurodiputado húngaro József Szájer. Fue pillado en un chill gay en Bruselas con unas veinte personas. Estaban desnudos, de fiesta y abundaban las drogas. Cuando la policía entró en la casa para iniciar las pertinentes detenciones, el político que fue pillado in fraganti pronto alegó que era Eurodiputado, advirtiendo a las fuerzas de seguridad que era alguien importante y creyéndose salir airoso de la redada. Pero no fue así. Acabó en los calabozos con sus 20 chillfriends.


Pero la sorpresa que vendría sería mayor, al menos para el colectivo. Resulta que el político József Szájer pertenece a la formación política que rige Hungría. Se trata de Fidesz, un partido de extrema derecha con fuerte ideología homofoba liderado por su presidenre, Viktor Orbán. Y por si esto fuera poco, el Eurodiputado era su mano derecha hasta la fecha. Sí, este personaje fue el principal precursor y asegurador de que ninguna pareja homosexual pudiera casarse en Hungría. Cabe mencionar, que József tiene esposa e hijos. ¿Cómo es esto posible? 

Probablemente pensó que atacando al colectivo se libraría de ser señalado como gay.  Es un mecanismo de defensa reactiva.


Pero esto no es nada nuevo. No es el primer homófobo gay, que sinsetido. Otros políticos (y dictadores fascistas) también han tenido que soportar el peso de la duda. Uno de ellos fue Hitler de quien también se dijo que fue polígamo. Pero no tenemos que irnos tan lejos, también con Franco existe la duda de la orientación, todavía hoy discutida incluso por su nieta, Carmen Martínez Bordiú. Os recordamos que durante un largo periodo de su dictadura, personas homosexuales eran detenidas y condenas bajo el amparo de una absurda ley contra vagos y maleantes. 

Hoy en día tenemos otros políticos de formación de extrema derecha. Yo no quiero dar nombres, pero seguro que a todos se nos viene a la cabeza principalemante dos dirigentes... ¿Están en contra porque utilizan la estrategia de defensa reactiva que usaba Hitler?


Contactar

Volver a noticias