El actor porno Flecos Cayden gana el juicio que le arrebató dos años de su carrera.

Escrito el 31/07/2022
Omar Ruiz


Acostumbramos a recibir al conocido modelo porno por sus buenas e interesantes noticias de actualidad con respecto a la industria europea del cine para adultos gay pero esta vez la racha se torna oscura y el actor nos cuenta probablemente su experiencia más amarga para sensibilizarnos y hacernos conscientes del uso correcto del material inédito que grabamos cuando tenemos sexo con conocidos o extraños. 

 

Y es que en febrero de 2020 Flecos Cayden fue acusado y llamado a declarar ante la jueza en Plaza Castilla por un delito cuando este publicó un vídeo en la red social con otro chico manteniendo relaciones sexuales en un portal comunitario. 

 

Flecos nos cuenta que lo pasó realmente mal cuando la persona empezó a extorsionarlo pidiéndole cerca de 3.000€ para retirar la denuncia y más adelante la incommensurable cifra que ascendía hasta los 25.000€ aproximadamente. 

 

Se volvió horrible, el chaval me perseguía. Me lo encontraba en discotecas en la noche de Madrid y me evidenciaba en público frente a mi círculo social

Abrumado, Flecos nos cuenta que le explicó a la jueza del caso que la supuesta víctima fue quien lo motivó a filmar el vídeo porque el chico se autodenominaba  muy fanático de la industria porno y quería mantener un recuerdo digital del encuentro. 

 

Flecos añade, que el chico sabía desde el primer momento que él era actor porno y que este se mostró muy sobresaltado y emocionado al ver las imágenes y que con sus expresiones creyó entender que sería alagador compartir dicho material al no haberse dado tampoco ningún tipo de conversación con respecto a la censura del mismo.

 

Pasado un año, en 2021 le comunican que podría acabar en prisión y es cuando el tormento y el daño psicológico empezó a hacer mella en el actor y paró de producir para estudios y fans.

 

Nunca quise subir ese vídeo con la intención de hacer daño

explica Flecos,

Aunque si la justicia considera que debo de cumplir condena que así sea, solo pido que no se me trate como a un criminal

añade. 

 

Es evidente que en una situación así es fácil perder el control y el sentido de la realidad. Típicos efectos de la manipulación y la extorsión aún que fuera de manera inconsciente. 

 

Llegamos a tener segundos encuentros en los que tuvimos sexo nuevamente aún que esta vez sin grabarlo, lo que era bastante tóxico e incomprensible al existir una denuncia de por medio.

Fue en ese instante de delirio cuando Flecos cortó de forma definitiva y estricta todo tipo de contacto físico.

 



Finalmente en la resolución del caso se absolvió a Flecos por las incongruencias de la historia y se le retirarían los cargos de forma inmediata. Flecos nos explica que minutos antes de la vista del juicio se reunió con la víctima por última vez para establecerse una conversación cordial y pacífica aún que nunca sabremos que hablaron exactamente. 

 

Aunque es difícil recordar de nuevo todo esto siempre he pensado que dentro de todo lo malo tiene que existir algo bueno y en este caso es por que quiero concienciar a mi querida industria para adultos de que sean más prudentes y se protejan ya que este tipo de casos se encuentran a la orden del día.

 

Flecos afirma que aún sigue con algunas secuelas de aquella tan amarga experiencia y que nunca más ha vuelto a quedar con desconocidos y que muy seguramente sea la razón por la que ha dejado de trabajar para plataformas como JustForFans u OnlyFans. Solo sintiéndose protegido y seguro trabajando de forma exclusiva para estudios profesionales.

 

Como consejo Flecos Cayden nos advierte seriamente: “Hagan documentos o pactos firmados con sus datos personales y fecha de la filmación donde se vea claramente que ambas partes dan su consentimiento tanto de ser grabados como para ser publicados y ahórrense cualquier tipo de estafa o problema con la justicia. Pero si no fuera el caso, asegúrense de que en el vídeo han eliminado o difuminado la cara de Tu compañero de video”

 

Para terminar, Flecos nos cuenta que ya en la actualidad vive con su pareja Jacob Moon (también actor de cine para adultos gay) felizmente y lejos de todo riesgo que ponga en entredicho su carrera y su vida. Ambos se han tomado un largo descanso de filmaciones para centrarse en nuevos proyectos conjuntos.

 

Últimamente empezamos a ver a Flecos al otro lado de la cámara, como miembro del equipo de filmación, en reclutamiento de nuevas promesas o en la organización de los prestigiosos Grabbys Awards EU que este año tuvieron lugar en el Hotel Ritual de Torremolinos, Málaga por primera vez. 

 

Agradecemos siempre la información tan útil que Flecos Cayden nos trae y esperamos tenerle con nosotros muy pronto de nuevo.